Un día llega a tu vida y se instala cómodamente…Se llama Depresión

Ante el día mundial de la lucha contra la Depresión, trastorno emocional que afecta a más 300 millones de personas en todo el mundo y es considerada la primera causa mundial de discapacidad. NO hace distinciones por edad, género o situación económica. Buscar ayuda profesional debería ser la primera opción a valorar por la propia persona o su entorno cercano.

Las causas de origen pueden ser múltiples y no siempre se pueden aislar para identificarlas correctamente, con predisposición genética o base orgánica en muchos casos, también puede deberse a: el estrés sostenido, un propósito vital aplazado, problemas de identidad en adolescentes, detonantes traumáticos inesperados (accidentes, enfermedades graves…etc.).

La presencia de cinco o más de los siguientes síntomas, durante un periodo mínimo de tiempo de forma continua, puede ayudarnos a diagnosticarla:

1. Estado de ánimo depresivo la mayor parte el día

2. Disminución acusada de interés en las actividades diarias

3. Pérdida importante de peso o aumento injustificado

4. Insomnio o hipersomnia casi cada día

5. Agitación o enlentecimiento psicomotor

6. Fatiga o pérdida de energía

7. Sentimientos de inutilidad o de culpa, excesivos e inapropiados

8. Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, aumento de indecisión

9. Pensamientos recurrentes de muerte, ideación suicida sin plan específico o incluso tentativa

La combinación de algunos de estos síntomas provoca malestar clínicamente significativo, deterioro social, laboral o afectivo en distintas áreas de la actividad regular del individuo que la padece.

Si estos síntomas no se explican por otras causas como efectos secundarios de sustancias o duelo reciente podríamos encontrarnos ante la fase prodrómica con alternancia de ansiedad y depresión  leve durante semanas e incluso meses. Pudiendo ser estos episodios recurrentes o crónicos según su periocidad y duración.

Las etiquetas diagnosticas pueden ser variadas: Distimia, Trastorno Bipolar, Ciclotimia, Depresión Delirante, Depresión Postparto, Trastorno Afectivo Estacional, Depresión Postvacacional….todos ellos guardan elementos en común y todos ellos son causa de sufrimiento para quienes los experimentan. Es de gran necesidad hacernos cargo de la gran dificultad que supone querer salir por uno mismo de dicha patología, es adecuado tratarla desde la farmacología y una vez más, estabilizada la persona comenzar un tratamiento de apoyo psicológico personalizado. Ninguna depresión es igual a otra, y lo que les ha servido algunos no tiene por qué funcionarnos a nosotros, aquí no valen los consejos de conocidos por mucha buena voluntad que contengan. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG

Abrir
Continúa Mente
Hola, soy Silvia, ¿En qué puedo ayudarte?